Lifting Facial con Hilos Tensores

El procedimiento del hilos tensores es uno de los enfoques no quirúrgicos más populares para apretar la cara. Diferentes partes del cuerpo, incluyendo la cara, pueden hundirse debido a una variedad de variables, incluyendo razones genéticas o relacionadas con la edad. Como resultado, una de las operaciones para la cara es el procedimiento de hilos tensores. Es popular ya que no requiere ningún procedimiento quirúrgico y tiene una larga duración.

Etapa previa al procedimiento

Se consulta al médico, y se diagnostica el caso, para determinar las áreas que se hebra y los lugares donde se introducen los hilos, con una explicación de todas las etapas del tratamiento.

¿Cómo va a ayudar?

Todo el proceso se lleva a cabo dentro de la clínica y es bastante indoloro debido al uso de un ungüento anestésico local.

No toma mucho tiempo, la operación puede demorar hasta 30 minutos y no hay ninguna molestia involucrada.

Los hilos se colocan debajo de la piel en la capa de grasa y luego se empujan hacia arriba para tensar la cara, mientras que el mismo método se utiliza para diferentes lugares, como levantar y tirar de la punta de la nariz hacia arriba. Luego, el médico aplica un pequeño vendaje en los puertos de entrada del hilo, que se puede quitar al día siguiente.

Etapa postoperatoria

Puede haber algo de hinchazón y enrojecimiento en la cara durante los primeros días; esto es normal y desaparecerá en unos días.

Después de menos de dos meses, las arrugas han desaparecido, ya que tiene un aspecto más joven y una piel más tersa.

El impacto de los hilos puede durar al menos 8 meses y puede durar incluso más si mantiene un estilo de vida saludable.

El estiramiento facial con hilos no se considera un tratamiento permanente o continuo porque comenzará a disolverse en la piel después de solo 8 o 10 meses, sin dejar evidencia de ningún daño.

La mayoría de los candidatos para tensar el hilo tienen la piel caída en ciertas áreas del cuerpo con un porcentaje limitado de la capa de grasa subcutánea. No tiene efectos secundarios ni causa ningún daño. También se puede utilizar en otras partes del cuerpo, como la nariz, las orejas, el cuello, etc.