PROCEDIMIENTOS DE TRASPLANTE CAPILAR SIN CICATRICES Y SIN DOLOR

  • Método patentado y certificado
  • Sin riesgo de daño o enfermedad
  • Sin cicatrices y prácticamente indoloro gracias a la anestesia local
  • Fácilmente aplicado en cualquier lugar de la cabeza
  • El proceso hace que la determinación de la dosis sea simple y se adapte a las necesidades específicas del paciente.

Las viejas formas tradicionales de inyección de jeringa han sido sustituidas por tecnología innovadora, y el miedo a la aguja será cosa del pasado! Se trata de un nuevo gadget diseñado expresamente para infusiones, especialmente para aquellos que están aterrorizados de la punción de jeringa estándar, y está equipado con una serie de dispositivos que realizan el mismo trabajo sin perforar la región afectada, así como un dispensador personalizado.

La llave está oculta en la boquilla. La jeringa sin cicatriz tiene un cilindro graduado con un microorificio de alrededor de 0,15 mm, lo que permite administrar la anestesia en menos de 100 milisegundos. A diferencia de una jeringa normal, este dispositivo libera rápidamente el producto que se va a inyectar, formando una especie de aguja fluídica que penetra en la zona afectada en menos de un tercio de segundo sin dañar los tejidos.